No fumadores

26/2/12

Frases latinas

No, no tiene nada que ver con los "latinos" de América del Sur. Más bien, con los latinos del Lacio.
Hace unos momentos comentaba en Twitter que me encanta el libro que nos han mandado leer en latín. No solo por la historia de Roma, sino por el contenido filosófico con el que el autor explica la situación en Roma y la relaciona con nuestro presente. Algún día os haré una reseña de este libro (Una de romanos, de Carlos Goñi), pero hoy no.
Hoy he venido a poneros unas cuantas frases o locuciones latinas que aparecen en el libro. A vosotros puede que no, pero a mí me parece bastante interesante (será porque soy de letras). Así que espero que os gusten y podáis apreciar que la cultura romana no está tan alejada de nosotros como algunos piensan.

  • Ad Kalendas graecas soluturos: Pagarán en las calendas griegas. Es una expresión utilizada por Augusto para referirse a los hoy conocidos como "morosos". Es como una especie de chiste, ya que los griegos no tenían calendas (entendidas por los romanos como el primer día del mes), por lo que los morosos de la época no pagarían nunca.
  • Ante diem bis sextum Kalendas Martias: ¡A ver si pilláis lo que significa! Si juntáis dos palabras, lo conseguiréis. No sé si lo habéis conseguido, pero lo digo: Bis-sextum. Lo que viene siendo bisiesto, vaya. Es diferente al nuestro, ya que se repetía el día 24 de febrero cada cuatro años.
  • Graecia capta ferum victorem cepit, et artes intulit agreste Latio: La Grecia conquistada conquistó al bárbaro conquistador, e introdujo las artes en el agreste Lacio. Esta frase de Horacio refleja perfectamente la actitud de los romanos hacia otras culturas, sobre todo hacia la griega. Los romanos sentían un profundo respeto y admiración hacia los demás. Eso hizo que adoptaran un montón de dioses (prácticamente todo el panteón griego y muchos de las culturas orientales), que hicieran suyas las costumbres de otros y la forma de organizar su sociedad (la organización de la enseñanza, por ejemplo, es casi un calco de la griega).
  • Homo homini lupus: El hombre es un lobo para el hombre. Fue enunciada por Plauto y después por Thomas Hobbes. Sobre ella no hay mucho que decir, ya que es una frase clara y concisa. Nuestro peor enemigo son nuestros semejantes, y luchamos contra ellos por conseguir ser más que otros.
  • Inter armas silent leges: Entre las armas enmudecen las leyes. Bonita frase, ¿eh? Durante siglos, nuestra sociedad ha funcionado así. En las guerras, las leyes, las palabras, no tienen valor alguno. Solo importa el ser mejor que alguien, el ser superior. La victoria es la única ley, pero, ¿a qué precio?
  • Non omnis moriar: No moriré del todo. Horacio tenía toda la razón al pronunciar estas palabras. Gracias a sus obras, una parte de él sigue vive en nuestra memoria, en nosotros.
  • Memento homo es!: ¡Recuerda que eres hombre! Estas palabras, susurradas por un esclavo a un general, se pronunciaban en los desfiles triunfales. Siglos después, se convirtieron en tópico literario. Los romanos necesitaban a alguien de la más baja clase social (ni siquiera eran una clase social) que les recordara que eran humanos. Sin embargo, la fama se les subió a la cabeza, y acabaron cometiendo las locuras que cometieron.
  • Parturient montes, nascetur ridiculus mus: Los montes se pondrán de parto y nacerá un ridículo ratoncito. Con esta frase, Horacio ironizaba sobre aquellas personas que hablan de algo grandioso que, al final, acaba siendo una nimiedad, un ridículo ratoncito.
  • Verus amicus nunquam amicorum obliviscitur: El verdadero amigo jamás se olvida de los amigos. Como con "homo homini lupus", creo que no hace falta añadir nada.

1 comentario:

¡Hola! Muchas gracias por pasar por aquí. No sé si lo sabes, pero cada vez que no comentas, Chuck Norris mata un gatito de los superachuchables. ¡Sé una buena persona y sálvale! D: